“Nosotros separamos el grano de la paja, nos quedamos con los datos que verdaderamente nos van a aportar valor”
AlchemyML

La gestión de datos es fundamental para continuar por el camino de la transición energética y la plena conectividad. Es por eso que, en Elewit, reconocimos el valor que aportaba el piloto que hemos llevado a cabo con la startup AlchemyML durante la segunda edición de nuestro programa de Venture-Client. El alto volumen de datos recogidos por parte del grupo Red Eléctrica requiere llevar a cabo una planificación estratégica de los mismos sobre los distintos proyectos; una labor que AlchemyML gestiona gracias a la Inteligencia Artificial.

¿Cómo surge AlchemyML? ¿Cómo ha evolucionado y en qué momento se encuentra AlchemyML?

AlchemyML surge cuando, después de haber trabajado varios años con datos, detectamos la necesidad de crear una herramienta que acelere todo el proceso de su tratamiento. Gracias a un primer apoyo por parte de Diputación de Gipuzkoa y Gobierno Vasco, pudimos empezar a desarrollar el predecesor de una idea mucho más potente que sería Alchemyml. Es una herramienta pensada para ser comercializada por sí misma, para uso de cualquier analista de datos. Sin embargo, en el transcurso de los últimos dos años, estamos explorando y desarrollando su potencial mediante la integración de AlchemyML, o algunos de sus módulos, en otras herramientas.

¿De qué forma contribuye AlchemyML a la digitalización empresarial? ¿Y en el caso concreto del Grupo Red Eléctrica?

AlchemyML, más que a la digitalización, contribuye a explotar y rentabilizar esa digitalización. AlchemyML entra en juego cuando la empresa ya ha alcanzado un cierto nivel de digitalización, a partir de que algunos procesos se encuentren automatizados y se estén recogiendo datos. A partir de esos datos, se pueden desarrollar diferentes soluciones de Inteligencia Artificial, y es ahí donde entramos.

En el caso de Red Eléctrica, nos encontramos con una empresa altamente digitalizada. Lo que se pretende es la gestión optimizada de los proyectos, gracias a la IA, a partir de la explotación de los datos que ya poseen. En este caso, el reto en cuanto a la “digitalización” consiste en, por una parte, separar el grano de la paja en el océano de datos que tiene la organización, de forma que de manera automática nos quedemos con los que verdaderamente nos van a aportar valor, y por otro, el desarrollo del planificador en sí.

¿Cuáles son los principales retos de la compañía? ¿Cómo creéis que contribuye la colaboración con Elewit al futuro de vuestro proyecto?

Nuestro reto inmediato es el de la gestión de la empresa para hacerla crecer. Queremos hacerlo de manera organizada y controlada, sintiéndonos seguros a cada paso que damos. Esto también conlleva otro reto comercial, ya que para crecer debemos aumentar las ventas y, por extensión, nuestra facturación.

La colaboración con Elewit es un paso importante hacia el crecimiento de nuestra empresa. No solo por la ejecución del piloto en sí que, además de contribuir a la facturación de este año, nos permite ir desarrollando nueva tecnología, sino porque el hecho de que un gigante como Red Eléctrica confíe en nosotros como proveedores de tecnología, puede empujar a que otros -que dudan de lo que una pequeña startup puede hacer- también lo hagan.

¿Cómo valoráis el ecosistema emprendedor y de innovación en España? ¿Cuáles son los desafíos que pensáis que tiene por delante?

Hoy en día, cuando se habla de startup tecnológica, se piensa en cuatro jóvenes con una idea feliz cuya empresa será comprada por una cifra millonaria al cabo de unos pocos años. Quizás es normal, porque siempre se comparten los casos de éxito, pero no se suele hablar de las muchas otras que han quedado por el camino. Creemos que en España hay buenas ideas y gente con ganas de llevarlas a cabo. Una vez que aprendes a moverte, es posible encontrar canales que te permitan conseguir apoyos para poder arrancar un proyecto. Lo que se hace más difícil es encontrar apoyos que te permitan dar continuidad a ese proyecto. Y quizás ese apoyo no necesariamente tiene que llegar en forma de dinero, sino en forma de conocimiento. Creo que no ando muy lejos de la realidad cuando digo que, en muchas ocasiones, los dueños de una idea brillante carecen de conocimientos de negocio que les permitan comercializar de forma adecuada su producto, o tener un planteamiento financiero mínimamente serio, o hacer frente a muchos de los requisitos legales. Con apoyo -en forma de asesoramiento- sobre estos temas creo que la tasa de éxito de muchos proyectos empresariales aumentaría considerablemente.

El crecimiento de una empresa centrado en ir levantando rondas de inversión, en su mayoría privadas, es la fórmula que deciden seguir algunas startups -si es que cumplen los requisitos para ser invertibles-. Sin embargo, en esta fórmula, la empresa va creciendo al mismo ritmo en el que se diluye la participación de los socios primeros.

Nosotros no trabajamos pensando en ser comprados. Trabajamos para conseguir que nuestros clientes confíen en nosotros y en lo que podemos aportarles. Creemos que, aunque más lentamente, tenemos la posibilidad de crecer poco a poco por nosotros mismos, cosa que resulta difícil aunque no imposible. A tener esa posibilidad nos ha ayudado Elewit, confiando en nosotros.

¿Qué ideas piensas que describen bien a vuestra compañía?

Tenemos un equipo altamente cualificado; independientemente de lo que digan sus titulaciones. Está formado por profesionales jóvenes que saben muy bien lo que tienen entre manos. Además, llevan a cabo un trabajo meticuloso y concienzudo, en búsqueda de la excelencia para el cliente. Para trabajar de esta forma es fundamental la confianza entre los miembros del equipo y en el trabajo de cada uno. Igualmente transmitir esa confianza y cercanía al equipo es clave. Unai y yo, procuramos transmitir la idea de que estamos para cualquier cosa que nuestro equipo pueda necesitar. E intentamos crear un ambiente de confianza con nuestros trabajadores, sin dejar de ser exigentes. Creo que lo conseguimos, aunque nunca dejamos de ser los “jefes” en cierto modo. Lo importante es que, de alguna manera, todo esto es percibido tanto por nuestros clientes como por nuestros colaboradores.

Sobre el piloto

La colaboración con Elewit durante el piloto ha sido muy buena. Nuestro equipo interlocutor ha estado a nuestra disposición siempre que ha sido necesario y se ha mantenido constante a lo largo del tiempo, cosa que no nos ha ocurrido en otros proyectos. Las comunicaciones han sido ágiles. Nos ha sorprendido esa rapidez de respuesta en una empresa de este tamaño.

El hacer un seguimiento del proyecto tan cercano, con reuniones frecuentes, ha supuesto una exigencia mayor para nuestro equipo. Pero hemos podido ver los resultados positivos de aplicar metodologías ágiles en el desarrollo de proyectos.

Para el Grupo Red Eléctrica estamos desarrollando un planificador, una herramienta que optimice la cartera de proyectos buscando su priorización.

Para ello, en un paso previo, se recogen datos tanto desde la macro cartera de proyectos de REE como de otras fuentes de datos (riesgos, fechas,…) y se procesan previamente utilizando módulos de nuestro producto core Alchemyml.

Este paso, de cuya importancia para pasos posteriores éramos conscientes, ha supuesto una gran parte del trabajo hecho hasta la fecha, debido a la cantidad de datos que ha habido que comprender, para luego poder trabajar con los más adecuados para el piloto.

Para maximizar el número de puestas de servicio por año, lo que es realmente el planificador en sí, se ha optado por un modelo de programación entera-mixta (MIP). Este tipo de modelos maximizan una función objetivo -en este caso el número de puestas en servicio- mediante unas variables -que en nuestro caso representan la decisión de cuándo ejecutar cada proyecto. Con este primer piloto esperamos llegar a obtener una comparativa entre la situación actual y la optimizada respecto a la gestión global de los proyectos de la cartera de la compañía.

 

Sobre Marta Porroy Chocarro, Directora de Alchemy ML

Titulada Arquitecto Técnico Superior por la UPV-EHU (2007), su interés por el mundo de la empresa la llevó a realizar un MBA en la UNED. Poco más tarde se adentró en el mundo del emprendimiento al fundar la empresa tecnológica Skootik Mobile Technologies S.L. (2012) junto con Unai Martinez de Lizaduy Stürtze. Años más tarde, ambos fundarían AlchemyML (2018). Los dos comparten las labores de dirección de ambas empresas.

LinkedIn

¡Inscribete a nuestra newsletter!
Toda la actualidad de Elewit en tu correo
Inscribete a nuestra newsletter